Damián Pérez Arroyave, MBA en Dirección de empresas, master en gestión de municipios, ingeniero Informático, Especialista en gerencia financiera, Concejal del municipio de Entrerríos, apasionado por la virtualidad, gomoso del ajedrez, y algo más...

jueves, 5 de septiembre de 2013

IKEA: una manera diferente de hacer negocios

La ventaja competitiva de IKEA, está basada en bajos costos, pero sin sacrificio de calidad, IKEA tiene una ventaja competitiva basada en sus bajos costes de producción, suele tener unos costos inferiores a los del sector, pudiendo ser así un factor diferencial a la hora de los clientes elegirle, las cifras lo muestran, el 44% de los clientes prefieren comprar en IKEA por los bajos precios que ofrecen al público.

El tener unos costos bajos, le permite tener una mayor participación en el mercado, pudiendo ser así más competitiva que sus rivales, ya que podrá producir mayor número de unidades y por tanto hacer que las mismas sean más económicas, ya que sus costos fijos no aumentarán significativamente, sino que tendrán un peso menor entre la mayor producción realizada.

IKEA, hace más fuerte su ventaja, al no tener que entrar en competencias de precios, ya que realmente sus más cercanos competidores están lejos de poder entrar a la competencia, más aun si consideramos que IKEA margina con hasta un 17% de utilidad sobre sus costos,  haciendo que no se pueda tener competencia de precios con esta compañía, competencia que  por tanto se ve obligada a buscar elementos diferenciadores que llamen la atención del comprador.

Se tiene claro para la empresa, que ante los mismos productos el consumidor siempre se ira por el de menor precio, siempre que no se tenga un factor diferenciador, y es esto lo que está tratando de hacer IKEA al no descuidar la calidad de sus productos, al no descuidar la innovación en sus diseños y al realizar los controles estrictos antes de llevar el producto a la producción y al mercado, todos estos factores hacen que no exista un factor diferenciador y que el cliente escoja a IKEA por su menor costo.

La tecnología es uno de los factores que permite tener costos de producción bajos, y allí IKEA es realmente fuerte, sus robots son de los más inteligentes del mundo en el sector, y esto le permite tener una producción continua, automatizada, de constante labor, cumpliendo los estándares del mercado y siempre con el menor costo y una altísima calidad.

El poder de negociación es grande, puesto que se tiene una alta compra de insumos, que además se busca que sean sostenibles, para el desarrollo de su labor, que combinado con otro de sus fuertes, la posibilidad de realizar diseños y desarrollos propios en el producto, en el proceso de producción, en el proceso de fabricación y finalmente en el proceso de comercialización, que permiten a IKEA ser un competidor difícil de sustituir y con una barrera de ingreso a su mercado bastante alta.

La principal estrategia de IKEA, es su mismo modelo de negocio, productos bien diseñados, de alta calidad, buena funcionalidad, y a unos precios tan bajos que realmente cualquier persona pueda comprarlos, creando una necesidad diferente al cliente y una nueva cultura, quién ahora no ha comprado un mueble armable?, mientras cuantos de tus abuelos lo hicieron?, realmente IKEA, creo una nueva cultura.

IKEA, ha posicionado su nombre de una forma tan fuerte que en Europa y Estados Unidos, ya siempre se piensa en esta opción a la hora de realizar una compra de muebles, además mostrándole al cliente que allí va a tener una experiencia diferente e innovadora en cada visita, adicional a ello transmite a sus clientes un ambiente bastante natural, mostrando su compromiso con el medio ambiente y el desarrollo con sostenibilidad, que busca mitigar los posibles daños ambientales que llegaré a causar.

Además ha tratado de mostrar a su fundador como una persona solidaria, por medio del manejo de fundaciones que ayudan  diferentes comunidades a la vez que ayudan a bajar aún más sus costos, disminuyendo de esta forma los fiscales.

Otro punto clave de su estrategia es el manejar un concepto diferenciador de tener una experiencia única y estándar en todas sus tiendas, en donde todas las tiendas buscan de una forma diferenciadora que el cliente compre, más no venderle, logrando así enamorarlo de diferentes productos que al momento de ingresar a la tienda quizás no le interesaban.

Pero al igual que muchos puntos a favor, IKEA también tiene una serie de amenazas en su modelo, la principal de ellas, es la que la ha afectado en las crisis más fuertes en su pasado, y se trata de las regulaciones ambientales que puedan desarrollarse en los diferentes países, ya que aunque IKEA busque un desarrollo sostenible, para nadie es un secreto que sus materiales y la forma de reforestar han sido criticados por muchos ambientalistas, un cambio en las regulaciones podría ocasionar un incremento en los costos para IKEA.

Regulaciones y competidores locales también pueden ser una amenaza para IKEA, aunque las barreras de entrada al negocio que ha planteado la multinacional por sus costos son altas, mercados locales pueden cerrarse a la entrada de sus productos, o buscar por medio de regulaciones que baje su comercialización, sin embargo aunque son amenazas latentes, las considero poco probables para un grande como lo es IKEA.

Si se puede dar una amenaza un poco más fuerte, en el caso de la llegada de un nuevo competidor, que como lo hizo IKEA algún día, pudiese cambiar la cultura de los compradores, y llevarlos a otro modelo completamente diferente, que genere un rechazo a los productos comercializados por la empresa Noruega, dicha amenaza puede ser un poco más fuerte y siempre va a estar allí latente, por lo cual IKEA, no puede quedarse ciego con sus bajos costos, sino como lo dice Porter, estar mirando el mercado innovando y buscando ser diferenciador cada día en su estrategia empresarial.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Colección